Greening | Noticias

Mantenimiento y monitorización de las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo

Las instalaciones fotovoltaicas se encuentran constantemente sometidas a agentes externos y a cambios de temperatura que afectan tanto a los paneles como a las conexiones eléctricas que las integran. Por todo ello, es importante contar con un buen mantenimiento.

Realizar un mantenimiento preventivo es indispensable para la durabilidad y el mantenimiento de la calidad de las instalaciones fotovoltaicas. Ante todo, se trata de anteponerse a posibles problemas.

Este mantenimiento nos permitirá optimizar la producción, prolongar la vida de la instalación, minimizar el riesgo de averías o incidencias y sobre todo poder supervisar la fiabilidad y seguridad de la producción. Para lograr un buen funcionamiento, se deberán realizar algunas tareas.

Mantenimiento del campo fotovoltaico (módulos solares): Consiste en realizar la limpieza de cualquier tipo de objeto, suciedad, etc. Para que no afecte a la correcta producción de los paneles solares.

Comprobación de la estructura que soporta los paneles. Se deberá comprobar que no existen deformaciones o grietas. La estanqueidad de la cubierta y que el estado de fijación tanto de la estructura a la superficie como el de los módulos a la estructura es el óptimo.

Revisión de los componentes electrónicos: Es muy importante realizar un correcto mantenimiento preventivo de la instalación eléctrica. En esta se deberán revisar todos los componentes eléctricos de la instalación: cuadro eléctrico, corriente alterna, inversores y sistema de monitorización.

Mantenimiento del sistema de acumulación: Es importante que en instalaciones aisladas en las que se disponga de sistemas de acumulación (baterías solares). Se realice de manera habitual la limpieza de la parte superior de las baterías y bornes, así como de los terminales de conexión.

Monitorización

La monitorización es vital y altamente eficiente. Al estar conectados con la producción de las instalaciones fotovoltaicas se pueden identificar averías a través de esta herramienta.

Por medio de diferentes portales de monitorización online, en función del tipo de inversor utilizado, también se realiza el seguimiento de las plantas para comprobar el rendimiento de la instalación en tiempo real (potencia, energía…) y permite recibir las alarmas que puedan producirse en la instalación.

Muchos de los programas de monitorización posibilitan incluso acometer alguna acción de mantenimiento remoto. Esto ayuda al ahorro de los costes y garantiza a nuestros clientes que la respuesta sea casi automática.

De todo esto se encarga nuestro equipo de servicio de Operaciones y Mantenimiento (O&M). Contamos con especializados profesionales que se ocuparán de anteponerse y solucionar todo tipo de incidencias.

En Greening-e disponemos de un equipo multidisciplinar de diseño, instalación y mantenimiento intentando no dejar ningún cabo suelto al respecto. También hacemos que cada instalación fotovoltaica suponga una experiencia de datos e información entorno al propio balance energético del cliente.

Noticias Greening-e relacionadas: