Greening | Noticias

Empresas Sostenibles: El uso de energías renovables para ahorrar costes

A medida que se conocen las ventajas que supone la utilización de energías renovables, cada vez más compañías apuestan por este modelo de negocio sostenible para ser empresas sostenibles.

Cada vez somos más conscientes de que hay soluciones actuales para reducir el consumo energético y que gracias a ello las empresas pueden ser sostenibles. Las energías renovables nos dan un servicio esencial ayudando a conservar nuestro planeta en buen estado, pero presenta otras ventajas. El ahorro de costes para una empresa es un beneficio que las compañías ya tienen en su mente a la hora de invertir en energías sostenibles.

Así, poco a poco las empresas apuestan por ser compañías sostenibles, comprometidas con el medioambiente y con sus trabajadores. Gracias a esto, la imagen externa de la empresa es más positiva, y es una forma de dar ejemplo que ayuda a todos.

Parece acertado decir que la primera ventaja que se tiene en mente a la hora de apostar por las energías limpias es la del ahorro. Las empresas necesitan reducir su consumo eléctrico y así reducir sus facturas y costes energéticos. Sin embargo, pronto se descubren sus otros beneficios, tanto para la empresa como para el planeta.

La eficiencia energética y el consumo eficiente

A través de nuevas tecnologías y nuevos procesos que son respetuosos con el medioambiente y bien aceptados socialmente, las empresas mejoran su eficiencia energética. Se logra una reducción de la pérdida de energía haciendo el consumo eficiente. Hay distintas opciones a la hora de elegir cómo es la instalación que se quiere, cada una con distintas formas de aprovechar la energía, almacenarla o volcarla a la red. Podemos estar seguros de que a medida que pase el tiempo y las tecnologías vayan evolucionando, podremos beneficiarnos de energía más eficiente.

Empresas sostenibles, un ejemplo para el resto

El uso de energías renovables supone un ejemplo de buen hacer para otras empresas, pero también para nuestros propios empleados. Una creencia firme en que se pueden hacer mejor las cosas y que se extienda a toda la empresa puede ser un gran beneficio. A través de modos de trabajo que eviten el desperdicio de recursos y facilitando acciones como el reciclaje o la reutilización de materiales, cada trabajador se puede sentir más unido a la causa. Con energías renovables y un sistema de trabajo sostenible, nuestra empresa puede convertirse en ejemplo de compañía sostenible, algo de lo que los trabajadores se pueden sentir orgullosos.

Ahorro en facturas y aprovechamiento en otras partidas

El ahorro es, como hemos venido diciendo, uno de los beneficios que más llaman la atención. Una instalación fotovoltaica, por ejemplo, tiene una vida útil de unos 25 años, y se amortiza en unos 7. El ahorro que supone en las facturas eléctricas es muy alto, y ese ahorro supone poder hacer gastos en otras partidas, como contratos o infraestructura.

Una cadena de vida sostenible

Los beneficios de las energías renovables para la empresa y el planeta son claros. Además, si una empresa realiza su trabajo de forma sostenible, sus empleados serán los primeros en ver sus beneficios. De esta manera, ellos pueden adoptar este estilo de vida sostenible y hacer que otros lo hagan. Aportando nuestro grano de arena podemos conseguir una economía que se base en la sostenibilidad y en ayudar a nuestro planeta, reduciendo costes y aprovechando el ahorro para mejorar.

En Greening-e somos conscientes de que una empresa debe ser responsable con sus trabajadores y con el medio ambiente. Por eso, hemos adoptado formas para hacer nuestro trabajo más sostenible. Greening-e, Smart Energy Solutions.


Noticias Greening-e relacionadas: