Greening | Noticias

Autoconsumo colectivo

El autoconsumo colectivo permite a varios domicilios o empresas compartir la energía de una misma instalación fotovoltaica. Nuestro compañero Luis Gutiérrez, miembro del Departamento de Ofertas de Greening-e, nos explica sus beneficios.

Desde hace algo más de un año, los miembros de una comunidad de vecinos o varias empresas ubicadas en el mismo polígono industrial pueden beneficiarse de una misma instalación fotovoltaica. Esto se denomina autoconsumo colectivo. De esta manera, los consumidores comparten la energía producida, lo que les permite aumentar notablemente la rentabilidad de su instalación.

A pesar de que esta modalidad de autoconsumo nace en España con el Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, la primera instalación de este tipo ha sido ejecutada a comienzos de 2020. La falta de experiencia y el desconocimiento de nuestro país frente al autoconsumo colectivo son las principales barreras para su normalización como un modelo sostenible. Por ello, desde Greening-e, queremos que nuestros clientes conozcan las bases que rigen el autoconsumo colectivo y apuesten por beneficiarse de sus ventajas.

Los requisitos necesarios para el autoconsumo colectivo

En primer lugar, es relevante conocer los tres requisitos por los cuales podemos compartir la generación de una misma planta fotovoltaica.

  • Los consumidores están conectados al mismo centro de transformación y este realiza la distribución en baja tensión.
  • Entre la instalación productora y el autoconsumidor la distancia en planta no es mayor de 500 metros.
  • Tanto la instalación fotovoltaica como los consumidores se encuentran en la misma referencia catastral (teniendo en cuenta los 14 primeros dígitos de la referencia catastral).

De esta manera, si cumplimos al menos uno de estas tres condiciones, podemos formar parte de un autoconsumo colectivo.

¿Qué ocurre con al conexión a la red?

En segundo lugar, queremos aclarar la modalidad de conexión a red, pues esta es una de las primeras dudas planteadas por nuestros clientes. El caso más común es a través de la red pública, de manera que la instalación fotovoltaica se conectaría a la red de baja tensión a través de un contador bidireccional. Este sería el encargado de registrar la producción de nuestra planta mientras que la responsable de realizar el reparto de la generación sería nuestra comercializadora.

Por otra parte, la conexión directa a la red interior implica la conexión a cada uno de los consumidores. Así, los consumidores aprovechan directamente la producción fotovoltaica contabilizando la energía que recibe cada uno.

Es reparto de la generación: un punto clave

El reparto estático de la producción es uno de los puntos clave del autoconsumo colectivo. Los consumidores deben acordar previamente el reparto de la generación fotovoltaica y la comercializadora se encargará de descontar de su factura la cantidad correspondiente. El reparto será el que fijen los propios consumidores en un acuerdo firmado por todos los participantes que recoja los criterios de reparto.

Esto permite compartir la producción de manera solidaria según la demanda energética de cada participante y ajustar el pago de la instalación a este mismo criterio. Por lo tanto, cada consumidor afronta una inversión proporcional a la energía que va a recibir y menor que la que tendría que asumir para una instalación individual.

Un modelo energético limpio y solidario

En definitiva, el autoconsumo colectivo es una alternativa eficiente y rentable, con numerosas ventajas para los consumidores. Desde Greening-e queremos ser partícipes de la evolución hacia un modelo energético más limpio y solidario. Prueba de ello es nuestra aportación al proyecto. Actualmente nos encontramos entre las tres empresas finalistas para la adjudicación de un proyecto que integra el autoconsumo colectivo.

Este ambicioso desafío pretende abordar una instalación de autoconsumo colectivo en el sector industrial pionera en nuestro país. Gracias a esto, empresas asentadas en el mismo polígono industrial compartirán y recibirán producción fotovoltaica según sus necesidades y las posibilidades de sus cubiertas.


Noticias Greening-e relacionadas: